EFESídney (Australia)31 oct 2016


El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, defendió hoy la legalidad de su plan para denegar de por vida la entrada a los solicitantes de asilo que intentaron acceder al país de forma ilegal por vía marítima.
"Hemos pedido asesoría legal y estamos satisfechos de que está en nuestro poder y es consistente con nuestras obligaciones internacionales", dijo Turnbull a la prensa.