jueves, 16 de febrero de 2017

La Fiscalía investiga el contrato de las bombillas de Ana Botella: 75 millones

LA FISCALÍA SOLICITA DOCUMENTACIÓN AL CONSISTORIO


Abre diligencias tras la denuncia de un fabricante. Madrid solicitó a la empresa vallisoletana Indal (de Philips) que asesorara sobre las luminarias para renovar el alumbrado. Recomendó las suyas

Foto: Ana Botella, exalcaldesa de Madrid, presentando en octubre de 2013 el contrato de alumbrado público. A la derecha de la imagen, Diego Sanjuanbenito. (EFE)
Ana Botella, exalcaldesa de Madrid, presentando en octubre de 2013 el contrato de alumbrado público. A la derecha de la imagen, Diego Sanjuanbenito. (EFE)
http://www.elconfidencial.com/espana/madrid/2017-02-16/ana-botella-fiscalia-contrato-bombilla-investigacion_1332613/
AUTOR
TIEMPO DE LECTURA4 min
La Fiscalía Provincial de Madrid investiga si hubo irregularidades en el millonario contrato de bombillas que actualmente encienden las miles de farolas de la ciudad de Madrid. La denuncia la puso la empresa Hiled Soluciones Luminarias, que asegura que el ayuntamiento, entonces dirigido por Ana Botella, le impidió participar en el proceso de homologación para que las bombillas que fabrica esta firma pudieran participar en la licitación. La Fiscalía ha abierto diligencias y ya ha solicitado información al consistorio, ahora dirigido por Manuela Carmena. La denuncia está también avalada por la Asociación Española de la Industria Led (Aniled).
En otoño de 2013, el Ayuntamiento de Madrid, entonces gobernado por el PP, licitó por 772 millones de euros un contrato integral para "la gestión energética de las instalaciones urbanas de la ciudad de Madrid", que entró en vigor en abril de 2014. El consistorio dividió la capital en tres lotes para la gestión del alumbrado público, los semáforos, las instalaciones auxiliares de tráfico (cámaras, paneles de señalización), las fuentes ornamentales, así como las instalaciones de iluminación, ventilación y seguridad de los túneles y galerías de servicio. El objetivo era el ahorro energético, un 20% en el consumo de energía de la ciudad.
La UTE formada por Sice e Imesapi (ambas del grupo ACS), Etralux, Urbalux y Citelum Ibérica se llevó los lotes 1 y 2 (Centro y Este) por 516,4 millones de euros, a pesar de que no fue la oferta más barata. El lote 3 (Oeste) se lo llevó la UTE formada por Ferrovial, FCC, Conservación y Sistemas, Indra y Telvent por 255,4 millones de euros. En total, 772 millones de euros. Un contrato por ocho años, hasta 2022, diseñado por el entonces concejal delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, hoy director general de Medio Ambiente en el Gobierno regional.
Pero en este tipo de contratos lo normal, según fuentes del sector, es que las empresas adjudicatarias suministraran ellas mismas las bombillas. Pero no fue así. El ayuntamiento licitó un concurso distinto para determinar qué bombillas, tipo led, tenían que ponerse en los 255.000 puntos de luz que hay en la capital. El objetivo era que 84.000 farolas (el 33% del total) pasaran a ser led. El Departamento de Equipamientos Urbanos, junto con el Departamento de Alumbrado Público del ayuntamiento, eligió a la empresa vallisoletana Indal para que asesorara lumínicamente al consistorio. Indal había sido adquirida por Philips (la multinacional holandesa) años antes, en junio de 2011. Indal recomendó la bombilla que había que utilizar, una que fabrica Philips, la matriz a la que pertenecía.
Farolas del centro de Madrid. (Foto: Archivo de Madrid)
Farolas del centro de Madrid. (Foto: Archivo de Madrid)
Mientras se decidía el tipo de bombilla, Hiled solicitó en febrero de 2014 al ayuntamiento la documentación necesaria para participar en el Protocolo de Pruebas de Luminaria Led, ya que quería obtener la homologación por parte del consistorio para que las dos bombillas que fabrica (Micro Urban y Urban Villa) fueran las elegidas para iluminar las farolas de la capital. El negocio en juego era suculento: 75 millones de euros, el dinero que se tenían que gastar las dos UTE adjudicatarias del otro contrato, el integral, para dotar de nuevas luminarias las calles de Madrid.
La denuncia que investiga la Fiscalía relata que Hiled estuvo año y medio preguntando constantemente al ayuntamiento para que le informara sobre cómo iba el proceso de homologación y su petición, recibiendo evasivas como respuesta. Tras presentar varias quejas por la "inacción y ninguneo" del consistorio, el 22 de septiembre de 2015 el Departamento de Alumbrado Público envió a Hiled sendos informes en los que rechazaba la homologación de sus bombillas, "sin la más mínima posibilidad de aclaración o subsanación respecto a las supuestas deficiencias de nuestras bombillas, incumpliendo de esta forma el propio ayuntamiento el apartado de subsanación de deficiencias del protocolo", explican desde Hiled. El departamento se justificó argumentando que las muestras presentadas por Hiled "no son aptas para todos los modelos de farol municipales".

El asesor, el propio fabricante

Mientras varias empresas, no solo Hiled, intentaban optar al contrato para suministrar las bombillas, el ayuntamiento encargaba a Indal un proyecto de asesoría lumínica para decidir qué bombillas debían utilizarse. Estas debían cumplir dos requisitos: ser eficientes desde el punto de vista energético y cumplir con los requisitos técnicos homologados por el consistorio. En diciembre de 2014, la alcaldesa Ana Botella anunciaba que la factoría de Philips de Valladolid, la antigua Indal, fabricaría las luminarias led, de bajo consumo, para la renovación del alumbrado de Madrid.
"¿Cómo es posible que se otorguen los trabajos de asesoría lumínica a Indal, que además es fabricante y suministrador?, ¿cómo Indal-Philips puede realizar un proyecto que se ajuste a sus competidores? Lo normal es que lo diseñe a su medida, como finalmente pasó", señalan desde Hiled. Fuentes de la Fiscalía confirman la apertura de la investigación. Ahora se está solicitando documentación al ayuntamiento. La denuncia habla de los delitos de cohecho y prevaricación, y de "actuaciones de posible amaño en la adjudicación del concurso de iluminación a la empresa Philips Indal, de manera premeditada y organizada".

Botella y su ginecólogo

La denuncia habla de connivencia entre la exalcaldesa de Madrid Ana Botella y el ex-regidor de Valladolid Francisco Javier Léon de la Riva, que además fue el ginecólogo de Botella. La empresa Indal, que recomendó las bombillas de su matriz, Philips, tiene la sede en Valladolid. La sede de la factoría fue visitada por Botella. "Hubo una preocupación política, bajo nuestro juicio, desmedida, por justificar la decisión de otorgar el pedido de iluminación de Philips Indal, amparado en un protocolo de homologación, y maquillado con argumentos como el 'made in Spain', 'creación de empleo', 'hecho cerca de ti', que sirvieron de tapón a otras propuestas y alternativas con mejores precios".
Madrid, según Hiled, nunca estableció acuerdos con otros fabricantes. "Todos los artículos de prensa [algunos recogidos en la denuncia] van dirigidos a ensalzar a la sociedad Philips Indal; sus méritos, su grandeza, su buen hacer, pero nunca se visita ni se menciona a cualquier otro fabricante español, como Hiled con sede en Zamora, o Socelec en Madrid". El denunciante muestra su extrañeza por que "el ayuntamiento, con Ana Botella de alcaldesa, solo se fijase, hablase, visitase y ensalzase a la empresa Philips Indal, y no a otros productores de led españoles".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada