jueves, 16 de febrero de 2017

Proceso a la banca española: manifiesto y llamamiento al apoyo económico

http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2017/02/PROCESOALABANCAESPANOLA_cartel_web-FEB-01-v.7-601x1024.jpeg


Por Equipo promotor de Proceso a la Banca Española
Llevar a buen puerto el Proceso a la Banca tiene beneficios fiscales. El Comité Organizador ha realizado un gran esfuerzo en sentar las bases de este Juicio a la Verdad. Nos ha llevado un año de trabajo, Ahora te toca a ti participar.


APOYA EL PROCESO A LA BANCA CON TU APORTACIÓN
Llevar a buen puerto el Proceso a la Banca tiene beneficios fiscales. El Comité Organizador ha realizado un gran esfuerzo en sentar las bases de este Juicio a la Verdad. Nos ha llevado un año de trabajo, Ahora te toca a ti participar.
Tienes la oportunidad de rebelarte ante los 21 acusados causantes de la crisis evitando que se vayan de rositas. Te preguntarás ¿Cómo debo de participar? Lo tienes fácil, en la web de http://procesoalabanca.es encontrarás nuestro croufunding con el que hacerte cómplice de la causa con una aportación que podrás desgravarte hasta un 75% de tu donación.
¿Hacemos números? Una aportación de 100€ representa un gasto real por tu parte de 25€, una aportación de 120€ tu gasto real será de 30€. Lo dejamos en tus manos, tu dinero lo necesitamos para el alquiler de las salas, para realizar la filmación, para la transmisión por streaming, para desplazar a los que amablemente colaboran como “testigos” en el proceso y poca cosa más. No hay un céntimo de despilfarro, todo lo que se dice y todo lo que se hace va por una justa causa y necesaria: intimidar a los oligarcas que han llevado el país a una situación límite. Goteo, el organizador de nuestro croufunding, te proporcionará la documentación necesaria para desgravar tu aportación. Gracias, mil gracias por tu aportación.
El equipo promotor de Proceso a la Banca Española

Proceso a la Banca Española

Proceso a la banca es un movimiento ciudadano que lucha por el control democrático de la emisión de la moneda y dirimir la responsabilidad de la Banca española en la crisis.
Nuestra sociedad se está derrumbando en la precariedad y la pérdida de derechos. Millones de trabajadoras y trabajadores han perdido su trabajo y se encuentran sin ningún tipo de protección social. Millones de personas están cayendo por debajo del umbral de la pobreza, incluso personas ocupadas precariamente. Cientos de miles de familias han perdido su hogar y se ven expulsadas del circuito económico y social para un sistema hipotecario injusto y de lectura sesgada siempre en favor de los poderosos. Las personas mayores después de haber contribuido toda su vida, ahora ven como sus pensiones son reducidas mes a mes, al tiempo que se les obliga a repagar los servicios sanitarios. Se degradan los servicios de salud y de educación, que pierden en calidad y capacidad de cobertura para la inmensa mayoría.
En la experiencia contrastada de nuestra lucha cotidiana por una vida más digna, averiguamos una constante transversal a buena parte de los males que vivimos: la presencia del sector financiero y bancario. Un sector que además de aparecer como sospechoso principal de la causa de los perjuicios que estamos sufriendo, resulta todo el beneficiario destacado en primer término.
Pero como las clásicas novelas negras, este sospechoso aparece protegido en el seno de la sociedad donde perpetre sus crímenes. Una protección que comienza en los medios de comunicación (tervolament vinculados a su propiedad) y se extiende como un cáncer en buena parte de los políticos que nos gobiernan (repetidamente sobornados por suculentas comisiones, cargos en sus empresas al terminar su mandato y privilegios de todo tipo, incluida la comunicación mediática).
Por esta razón varias personas y organizaciones sociales creemos que llegado el momento de desvelar las responsabilidades ocultas de este mal sueño, de buscar causas y responsabilidades como paso previo para averiguar caminos alternativos que nos permitan vislumbrar otros horizontes.
Apelando a la declaración de los Derechos del Hombre proclamados por la Revolución Francesa de 1789, recalca hacernos y la Declaración de los Derechos Humanos de Naciones Unidas de 1948 e invocando los principios transversales de justicia desarrollados para proteger la especie humana y las personas sin discriminación de sexo, religión, origen, cultura o capacidad económica, convocamos a iniciar un juicio popular contra los abusos que el sector bancario está perpetrando contra la sociedad.
El Proceso a la Banca Española es una acción pública no gubernamental, inspirada en el Tribunal Russell que sometió a juicio de opinión en Estados Unidos por los Crímenes de Lesa Humanidad cometidos contra el pueblo de Vietnam (1967) y posteriormente contra las dictaduras militares en América Latina (1973) y en ocasión a los flagelos contra los Pueblos de Irak (2004), Palestina (2009) y Ucrania (2014). También tomamos como referente en el Tribunal Permanente de los Pueblos, constituido en 1979, como acción de continuidad del Tribunal Russell, que en representación de la conciencia ética de los pueblos ha enjuiciado en Estados genocidas e instituciones internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, en base a las convenciones internacionales de derechos humanos y en la defensa de los derechos de los Pueblos.
Bajo este legado de justicia ética y de opinión desarrollará sus sesiones como Tribunal Popular la iniciativa Proceso en la Banca, a fin de someter a juicio, bajo los estándares de verdad, justicia y reparación integral para las víctimas, los responsables de los flagelos cometidos contra ellas. Este tribunal no impondrá sanciones judiciales, pero sí aportará a la verdad y realizará una llamada ética en defensa de los derechos de las personas a la hora que buscara caminos de encuentro entre los afectados por la actividad del sector bancario y financiero para recuperar sus derechos y reconducir la sociedad hacia un marco donde estos delitos no se puedan volver a producir.
Proceso a la Banca siguiera la siguiente metodología. En un primer momento las organizaciones que apoyan el proyecto presentarán el inicio de las sesiones, describiendo la metodología y convocando a la ciudadanía a presentar como movimientos, asociaciones o personas sus demandas. Estas podrán dirigirse por medio del contacto directo con la Comisión de Apelación Cívica o por vía web.
A partir de esta convocatoria pública, la Comisión de Apelación Cívica estructurará las reclamaciones y estableciera un calendario de sesiones monográficas dirigidas a cuestiones específicas como: la titulación de los hipotecas, la privatización de las pensiones, la privatización de salud o educación , el fraude en el ahorro popular (preferentes), el fraude en la conformación y gestión de la moneda única, etc.
Cada sesión monográfica será formulada como una sesión pública de requisitoria, donde la Comisión de Apelación Cívica invitara testigo, técnicos y juristas a explicar al Tribunal Público los hechos que se denuncian. En ella se recibirán testigos, se documentaron casos y ofrecerán orientación jurídica y en salud a las y los afectados. Serán escuchados líderes sociales y populares, víctimas, abogados y organizaciones sociales, quienes han de señalar los casos puntuales de abuso y violación de los derechos humanos. Se podrán hacer llegar comunicaciones, los testigos serán grabados y todo ello publicado en la web y en otras formas. En el segundo momento, los bancos acusados tendrán la oportunidad de ejercer su defensa. Cerrada cada sesión la Comisión de Apelación Ciudadana con la ayuda de expertos adecuados en cada materia, analizara los argumentos de las partes y estudiarán todas las pruebas que se le presenten sin importar la fuente de la que provengan. Con esta información, la Comisión actuará como fiscal proponiendo sentencia al Tribunal Público. Este se compondrá de todos que se persone como juez del caso por vía telemática. El Tribunal enjuiciará a los responsables en un veredicto de culpabilidad o inocencia, considerándose los votos y comentarios particulares a información pública.
La recopilación de sentencias y argumentos del Tribunal Público, difundidas en Internet se quiere que sirva como base para sustentar acciones de carácter jurídico y político en beneficio de las víctimas.
Proceso a la Banca será un espacio para la recolección de nuevos casos, orientación jurídica y atención en salud a comunidades afectadas directamente por la actividad nociva del sector financiero.
Proceso a la Banca quiere ser un escenario de solidaridad, con el fin de ayudar a mitigar las difíciles condiciones a las que son sometidos los afectados, transmitiendo el sentir incluyendo, comunitario y de solidaridad que el Estado actual nunca les ha proporcionado, antes al contrario frecuentemente sometiéndolos al total abandono, cuando no a la culpabilización de su sufrimiento.
Proceso a la Banca pretende finalmente conformar un espacio de encuentro para la construcción alternativas al sistema financiero, bancario y monetario al que estamos sometidos y el desarrollo de propuestas emancipadoras confluentes entre los diversos actores afectados por el sector bancario. Aspiramos a que sirva para ayudar a desarrollar un proceso movilizador y solidario de diferentes organizaciones de la sociedad civil
Hacemos extensiva esta propuesta a todas las organizaciones de derechos humanos, ambientalistas, campesinas, sociales, obreras, estudiantiles, de mujeres, de trabajadoras y trabajadores, nacionales e internacionales, que sientan identidad con esta propuesta y estimen que este escenario nos permite avanzar en construcción de la verdad y la lucha contra la impunidad de los crímenes cometidos contra el pueblo.
Contamos con tu participación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada