viernes, 17 de febrero de 2017

Una víctima de los niños robados en España busca justicia en México

Junnn
Por  el 16/02/17 a las 20:41

https://hipertextual.com/2017/02/bebe-robada-querella-mexico

Ligia Ceballo descubrió con 34 años que pudo haber sido sustraída de sus padres biológicos en España.
Ligia Ceballos tenía 34 años cuando se dio cuenta de que no había nacido en México y de que las personas que habían cuidado de ella toda su vida no eran sus padres biológicos.
Ceballos fue un caso más en la trama de los niños robados en España, unos crímenes considerados de derecho internacional durante la Guerra Civil y el franquismo en los que se sustrajeron recién nacidos a las familias biológicas para darlos en adopción de manera irregular.
Amnistía Internacional ha denunciado ante la Procuraduría General de la Justicia (PGR) en México el caso de Cabellos, quien podría llamarse en realidad María Diana Ortiz Ramírez y haber sido sustraída a su familia biológica en 1968 "con el consentimiento de las autoridades españolas, a través de la intermediación de la Diputación de Madrid y con la asistencia del Arzobispado", expone la querella.
Hasta la fecha, los crímenes relacionados con los niños robados no han dado pie a investigaciones por parte de la justicia española. En la mayoría de los casos, se han considerado los hechos como crímenes comunes, tales como detenciones ilegales, adopciones irregulares o falsedad documental. En ningún momento se ha considerado el robo de recién nacidos como una trama a nivel nacional o crímenes de derecho internacional.
Amnistía Internacional ha pedido a la PGR que aclare los hechos lo antes posible para que Ligia Ceballos pueda encontrar a su familia biológica, y ha instado a la justicia española a que colabore con las solicitudes de cooperación presentadas por México.
Tania Renaum, directora de Amnistía Internacional en México, destaca:
Tenemos varios motivos para presentar la denuncia en México. Primero, la búsqueda del derecho a la verdad y el derecho a la identidad. Sabemos que si se logra judicializar estos derechos podría constituir un importante precedente para otros casos. Segundo, España no está arrojando resultados concretos porque muchos de estos delitos siguen en el olvido. Por ello, el caso encuentra anclaje en el derecho penal mexicano. Tercero, Ligia es una ciudadana mexicana y tenemos la responsabilidad de mostrar públicamente que se hace justicia en su país.
Los padres adoptivos de Ceballo viajaron de Mérida a Madrid tras acudir al Arzobispado de la ciudad mexicana, donde les recomendaron que viajaran a Madrid para adoptar a una niña. "Mis padres fueron buenas personas, me criaron, me quisieron y me dieron todo lo que pudieron. Esto no es en contra de ellos sino a favor de la justicia de otras historias como la mía, esto es por las personas a quienes el franquismo les arrebató su vida", expone Ligia.
En 2008, el juez Baltasar Garzón afirmó que entre 1937 y 1950 pudieron haberse dado unos 30.000 de bebés robados en España. Fuentes de la Fiscalía General del Estado confirmaron, según Amnistía Internacional, que ninguna de las 2.083 diligencias iniciadas por esta institución en relación con el robo de bebés había llegado a fase de juicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada